Nuestra estrategia de sustentabilidad

Apoyamos la Agenda de Desarrollo 2030 y contribuimos a los ODS de Naciones Unidas

Estrategia

En 2020 lanzamos nuestra primera Estrategia de Sustentabilidad 2030. Así nos comprometemos a adoptar altos estándares operativos, clave para el crecimiento de nuestro negocio, nuestros colaboradores, las comunidades que nos acogen y nuestros clientes.

Nuestro objetivo es lograr un desempeño social y ambiental, consistente y de alta calidad en todas nuestras operaciones, a la vez que contribuir a la creación de una cultura de sustentabilidad que permee en la sociedad mediante la comunicación proactiva y la transparencia.

A través de la implementación de nuestra Estrategia de Sustentabilidad, apoyamos la Agenda de Desarrollo 2030 y contribuimos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Nuestro compromiso como miembros del Pacto Mundial de Naciones Unidas nos permite alinearnos, involucrarnos y asociarnos con nuestros grupos de interés clave para crear valor mutuo sostenido.

Expresamos esta estrategia en un modelo
de sustentabilidad fundamentado en cuatro pilares:

El primer pilar es fundamental: liderar un negocio seguro, responsable y rentable

Nuestro primer pilar se encuentra en el corazón de nuestro negocio. La seguridad es nuestra máxima prioridad. Contamos con estándares, procesos y herramientas integradas en nuestro modelo operativo para proteger la salud y la seguridad de nuestra gente, nuestro medio ambiente y nuestras comunidades.

Trabajamos bajo un Sistema de Gestión de Cumplimiento e Integridad, que asegura el apego a las mejores prácticas corporativas, basado en ISO-19600, que ofrece los lineamientos para establecer el cumplimiento normativo o compliance.

Mantener y mejorar nuestra rentabilidad también es fundamental, ya que un negocio rentable puede crear valor sostenido a largo plazo no solo para los accionistas sino también para las comunidades, los gobiernos y los colaboradores. Reforzamos nuestro compromiso con los derechos y el bienestar de nuestros empleados, la ética y la integridad de nuestro negocio, y el desarrollo de nuestra cadena de suministro.

Reconocemos que nuestro negocio es a menudo la principal fuente de empleo y sustento en las comunidades donde operamos. La generación de empleo es fundamental para nuestra contribución económica en cada uno de los estados donde tenemos presencia.

En la suma de nuestras cuatro divisiones de negocio empleamos a más de 6 mil personas. Somos un empleador importante en once entidades del país: Campeche, Ciudad de México, Coahuila, Hidalgo, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco y Veracruz.

Las oportunidades de empleo que creamos no se limitan a nuestro propio negocio, para nosotros es muy importante desarrollar una cadena de suministro responsable, creemos que así es como se generan y se sostienen el desarrollo económico y la prosperidad.

Como parte de la implementación de nuestra estrategia de sustentabilidad, queremos seguir invirtiendo en la formación profesional de nuestros colaboradores, buscando alianzas para capacitar y certificar a las personas en nuevas habilidades, haciéndolas fácilmente transferibles, para que las personas puedan continuar su desarrollo profesional donde sea que lo encuentren.

Finalmente, creemos que el acceso a la información sobre nuestro negocio es fundamental para generar confianza con nuestros grupos de interés, por lo que nos comprometemos a divulgar periódicamente información relevante sobre cómo llevamos a cabo nuestro negocio y otros aspectos de nuestro desempeño en sostenibilidad.

El segundo pilar tiene que ver con nuestro compromiso con el planeta

Con la firma del Pacto Mundial reconocemos que el cambio climático es una realidad y su impacto negativo en el planeta, nuestras comunidades y nuestro negocio. Apoyamos los compromisos del Acuerdo de París y el objetivo a largo plazo de limitar el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2° C.

Estamos comprometidos en reducir el impacto ambiental de nuestras actividades, manteniendo un enfoque de mejora continua e innovación ante los retos ambientales, reduciendo así la huella de carbono de Protexa.

Con el lanzamiento de nuestra Estrategia de Sustentabilidad 2030, la compañía inicia su camino en la lucha contra el cambio climático avanzando hacia la descarbonización de sus actividades en las 4 divisiones. En 2020 comenzamos por definir los objetivos estratégicos y metas 2030 para cada una de las divisiones, que junto con sus respectivos planes de implementación, nos permitirán avanzar en el cumplimiento de nuestras metas.

Además, complementamos nuestra Estrategia de Sustentabilidad con proyectos de compensación de aquellas emisiones que no seamos capaces de evitar, a través de programas de reforestación y enfatizando el desarrollo de zonas verdes en nuestros proyectos de construcción sustentable.

Somos conscientes que el agua es un recurso natural limitado y no renovable. Desde 2010, hemos invertido en minimizar el consumo de agua potable en nuestras operaciones con la instalación de plantas de tratamiento de agua que nos permiten consumir hasta un 98% de agua reciclada.

Nuestro tercer pilar se centra en el éxito de nuestras comunidades

Continuamos esforzándonos por dejar un legado positivo y duradero en todos los lugares donde operamos. Hacemos esto a través de un enfoque de desarrollo económico sostenible a nivel local y nacional; buscando formas más integrales de contribuir a la sociedad; ampliando nuestras asociaciones estratégicas con organizaciones no gubernamentales y los brazos de desarrollo de los gobiernos federal, estatales y municipales.

Mostramos liderazgo e innovación en el cumplimiento de nuestro propósito y continuamos colaborando con las partes interesadas para crear valor compartido en nuestras actividades.

Integrando a nuestras comunidades como pilar estratégico dentro de nuestra Estrategia de Sustentabilidad, buscamos crear una cultura de impacto social, trabajando por minimizar el impacto negativo de nuestras operaciones e identificando oportunidades de negocio que nos permitan cumplir con nuestro compromiso de desarrollo económico sostenible, mejorando así la vida y futuro de nuestras comunidades.

Nuestras iniciativas sociales tienen como objetivo crear comunidades sustentables que sean más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles, contribuyendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y reforzando nuestro compromiso de construir un futuro mejor.

Con la firma del Pacto Mundial en 2020, comenzamos a revisar nuestro enfoque hacia las comunidades y el desarrollo económico de las mismas. Queremos enfocarnos en desarrollar relaciones proactivas con nuestras comunidades que nos permitan identificar acciones en base en sus necesidades.

El cuarto pilar tiene que ver con nuestro compromiso con la sociedad a través de la creación de valor compartido.

Contribuimos al desarrollo económico a través de los materiales que producimos, proyectos que desarrollamos, los servicios que ofrecemos, los empleos locales que generamos, así como las innovaciones que llevamos al mercado, alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

A través de nuestras prácticas en el desarrollo de proyectos, queremos satisfacer las necesidades actuales de vivienda, entornos de trabajo e infraestructura de una manera sustentable. Creemos que la construcción sustentable es un claro caso de negocio, respondiendo de manera innovadora y sostenible a la creciente demanda de construcción de espacios.

A través de nuestros procesos de diseño y planeación de proyectos en la división de Inmuebles, evaluamos el rendimiento de los materiales en todas sus escalas y durante todos sus ciclos de uso; promovemos el uso de recursos de energía renovable, fomentamos la eficiencia energética de nuestros proyectos, así como el uso responsable de agua y materiales eficientes en procesos de construcción, operación y mantenimiento.

A través de nuestros proyectos, contribuimos con la comunidad ofreciendo espacios innovadores, energéticamente eficientes y mejorando el entorno donde vivimos.
Cumplimos con los más altos estándares éticos en las prácticas comerciales e industriales en todas las fases de nuestros proyectos; promocionamos entornos de vida y de trabajo sustentables, implementando las normas de salud y seguridad ocupacional en todos nuestros proyectos y contribuyendo al desarrollo económico sostenible de México.

El desarrollo inclusivo de nuestra cadena de suministro es un componente clave para el éxito de nuestro negocio. Nos queremos enfocar en promover la eficiencia, la calidad, la sustentabilidad, la transparencia, el respeto por los derechos humanos, la no discriminación y la igualdad de oportunidades con nuestros proveedores (fabricantes y distribuidores) y subcontratistas.

Actualidad